ÉRASE UNA VEZ
UN ESTUDIANTE QUE QUERÍA ESTUDIAR EN PARÍS...

Además de clases, quería descubrir la cultura francesa, hablar francés todos los días y hacer que sus estudios en el extranjero fueran inolvidables ... ¡Además, quería comer croissants de verdad! Buscando su casa en internet, nos encontró: ATOME My French Homestay. ¡Qué afortunado! ¡Fue fácil y rápido! En unos pocos clics, definió sus expectativas y con nuestros 15 años de experiencia, encontramos la familia ideal para darle la bienvenida. ¿Y… sabes qué? ¡ Ahora él prepara sus propios croissants!
¿Qué pasaría si este estudiante fueras tú?

Calculo mi presupuesto

¡Todo está incluido! Un alojamiento privado en París, wifi, desayuno, acceso a la cocina, lavandería, sábanas y toallas